miércoles, 16 de julio de 2014

Entre el mar y los olivos





Entre el mar y los olivos

“Israel ha mantenido bombardeos por aire y navales sobre la Franja de Gaza durante este séptimo día, a pesar de la creciente presión internacional para un alto el fuego.
Por lo menos 187 personas, un 80% civiles, entre ellas 31 niños, han muerto desde el lunes y más de 1.200 personas han resultado heridas.”
Agencia Al Jazeera; 15/07/14

Soy yo.
Cuando el sol por fin se recuesta
en algún lugar entre el mar y los olivos,
inundo el anochecer de preguntas.

Soy yo, el niño crecido al compás de los muros. El niño
hendido mil veces por la metralla;
soy el chiquilín balanceándose
sobre una hamaca de soga
en la nudosa rama de un olivo
cuando ardió el bombardeo; yo soy
el pequeño sepultado en vida, el niño
desplazado que encontró en la muerte
una fina capa de la tierra vedada y prometida.

Cuéntenme qué pasa en el mundo
mientras estoy fuera del mundo.
Cuéntenme a qué crepúsculo se parece el rostro
de cada una de las primaveras que ya no habrá,
duraznos en flor que no respiraré.

(No lo veo ni veré, pero cuéntenme
si finalmente el cielo está limpio
de aves negras como aviones
que tornen carmín la arboleda.)

Cuéntenme adónde migrarán las caricias que atesoraba,
el beso con que reinauguraría el amor, los otros niños
de los que no poblaré este patio ni sábana alguna;
y cuéntenme, entonces, quién se hamacará de cuál olivo.
Cuéntenme de ese licor nunca ensayado
que ardería lo mismo que ese otro sol que vi
dibujarse en un instante para encender los olivares.

Cuéntenme.
Díganme que en mi despedida florecerán pañuelos.
Cuéntenme que en mi despedida germinarán puños.
Ninguna palma abierta hacia el verdugo:
cuéntenme de los dos dedos trazando el precozmente
aprendido alfabeto de la victoria.

(Y, sobre todo, cuéntenme de ese otro día
en que ya no habrá quien le ponga muros ni cercos
al infinito de un horizonte en que los niños jueguen
sin que los atraviese la metralla, y la arboleda arda tan solo
cuando el sol se recueste entre el mar y los olivos.)

 Mariano Garrido; 16/07/14

Contador web