lunes, 24 de noviembre de 2008

Llega correo de Manuel


Señores poetas: desde algún recoveco del Perú o de la historia; desde un librito descuajado y polvoriento que ningún pope de la pasarela cultural citará, desde el olvidado anaquel de poesía en la librería de viejo, llegan estas líneas de Manuel. Tal vez desde ese Perú que cierta vez lo echó a patadas con sus botas, o a puntazos con sus bayonetas; acaso desde uno de sus relatos, esos en los que él dejaba entrar a todos: mendigo y capataz, gerente y cholo, politiquero y dirigente campesino, y a todos les daba la justa voz, y a todos vestía con sus ropas, que eran iguales a las de la vida, pero bien distintas. Digo; que Scorza sale, tal vez desde un libro, y plantea lo que sigue a continuación. Digo, señores poetas: apaguen los celulares, los i-pods y las laptops. Digo que saquen una libreta. Y tomen nota.


***

Epístola a los poetas que vendrán


Tal vez mañana los poetas pregunten
por qué no celebramos la gracia de las muchachas;
tal vez mañana los poetas pregunten
por qué nuestros poemas
eran largas avenidas
por donde venía la ardiente cólera.
.
Yo respondo:
por todas partes oíamos el llanto,
por todas partes nos sitiaba un muro de olas negras.
¿Iba a ser la Poesía
una solitaria columna de rocío?
Tenía que ser un relámpago perpetuo.
.
Mientras alguien padezca,
la rosa no podrá ser bella;
mientras alguien
mire el pan con envidia,
el trigo no podrá dormir;
mientras llueva sobre el pecho de los mendigos
mi corazón no sonreirá.
.
Matad la tristeza, poetas.
Matemos a la tristeza con un palo.
Hay cosas más altas
que llorar amores perdidos:
el rumor de un pueblo que despierta
¡es mas bello que el rocío!
El metal resplandeciente de su cólera,
¡eso es más bello que la espuma!
Un Hombre Libre,
¡es más puro que el diamante!
.
El poeta libertará al fuego
de su cárcel de ceniza.
El poeta encenderá la hoguera
donde se queme este mundo sombrío.

Manuel Scorza
(En Antología de la poesía social y revolucionaria del siglo XX; 2002)

Contador web